Cierran dos empresas de transporte debido al cobro de extorsión

Cierran dos empresas de transporte debido al cobro de extorsión

REDACCIÓN. La empresa de transporte Tisma que cubre la ruta San Manuel, Lima y San Pedro Sula, anunció a través de un comunicado el cierre temporal de sus unidades, debido a amenazas de muerte por parte de grupo criminales que se dedican al cobro de extorsión.

En el comunicado se pronunció, debido a la suspensión de las unidades de transporte, donde resaltan lo difícil que es laborar por el cobro de extorsión.

“Este día 24 de noviembre nos vimos afectados, por lo que todas las unidades del transporte a nivel nacional se ven afectadas por la EXTORSIÓN, es difícil poder laborar con esta situación, pero como empresa no queremos que ningún usuario ni motorista y ayudante salga afectado… esperamos retornar pronto a labores y poder brindarles de la mejor manera nuestros servicios”, se indica en el comunicado.

Por otra parte, la reconocida empresa de transporte Hedman Alas, anunció el cierre de operaciones, debido a que la extorsión habría motivado la decisión de parar sus unidades, tanto en San Pedro Sula como en Tegucigalpa.

Pero trasciende que el cierre es por cinco días, debido supuestamente a un bloqueo en su Registro Tributario Nacional (RTN) por parte de la desaparecida Dirección Ejecutiva de Ingresos (DEI).

El gerente general, Alexander Hedman Alas, expresó su frustración por la falta de respuesta a sus gestiones.

«Tenemos una deuda pendiente con el Estado, de 11 millones de lempiras; una situación que se remonta a un reparo fiscal hace 5 años. Aunque defendimos nuestra postura, este asunto parece haber sido olvidado hasta que nos sorprendió el descubrir una deuda adicional de 11 mil más. Continúan bloqueando nuestro RTN, una medida que no debería suceder sin una resolución clara», explicó el empresario.

La versión de la DEI (Servicio de Administración de Rentas) sugiere que la empresa no extendía recibos de los movimientos diarios de viaje, una acusación que Hedman Alas desmintió: «Las facturas están vencidas porque tienen bloqueado nuestro RTN. Trabajamos con facturación electrónica que tiene fechas límite, hemos solicitado desbloquear el RTN para emitir facturas correctamente, pero se niegan y utilizaron esta razón para cerrarnos».

El cierre, según el inversionista, afectará únicamente las operaciones en Tegucigalpa y conllevará pérdidas que estiman en más de medio millón de lempiras.

Deja tu comentario