Más de 600 buses «chatarras» serán sacadas de circulación, advierte Rafael Barahona

Más de 600 buses «chatarras» serán sacadas de circulación, advierte Rafael Barahona

El sector transporte, presentó la primera unidad de transporte que cuenta con el botón de pánico.

TEGUCIGALPA. El titular del Instituto Hondureño del Transporte Terrestre (IHTT), Rafael Barahona, advirtió que más de 600 unidades de transporte deberán ser retiradas de circulación y reemplazadas por nuevas unidades, como parte de un plan integral de modernización del transporte en esta capital del país.

Según Barahona, de las aproximadamente mil 100 unidades que actualmente prestan servicio en esta capital, un 65 % ha alcanzado el final de su vida útil y requiere ser sustituido. «Si los transportistas no adaptan su modelo de operación a los estándares que busca el Gobierno, tendrán que retirarse», enfatizó el funcionario.

Barahona subrayó la importancia de trabajar en conjunto con los transportistas comprometidos con ofrecer un servicio digno y ejemplar a la población hondureña.

Además, destacó que la modernización no solo traerá beneficios económicos para los transportistas, sino que también mejorará la calidad del servicio para los usuarios.

En el Distrito Central, donde se concentra la mayor parte del transporte urbano, el 65 % de las unidades necesita ser reemplazado insistió Barahona.

Aquellas unidades que aún puedan operar por un tiempo más, deberán ajustarse al modelo de transporte necesario para satisfacer las demandas de la capital.

AUTOBÚS MODERNO
Luego de que Barahona diera a conocer que los autobuses «viejitos» deber ser remplazados por otras, el sector transporte junto con la Dirección Policial Anti Maras y Pandillas Contra el Crimen Organizado (Dipamco), presentó la primera unidad de transporte, equipada con el botón de pánico.

Las autoridades resaltaron que la medida es un esfuerzo por mejorar la seguridad y tranquilidad de los usuarios del transporte público.

La cámara instalada tiene un sistema de reconocimiento facial conectado al Registro Nacional de Personas (RNP). Es decir que está permitirá que se coteje la información de la persona que está entrando a la unidad de transporte.

El botón de pánico, que permanece discretamente oculto por razones de seguridad, representa un avance significativo en la lucha contra la delincuencia y la extorsión en el transporte público, destaca el sector transporte.

La unidad también está equipada con conectividad wifi, permitiendo a los usuarios acceder a Internet durante su viaje, según lo que se informó. Además, el sistema de pago mediante tarjeta prepago facilitará y agilizará el proceso de abordaje. Esperan que la tarjeta la puedan adquirir los usuarios, en cualquier negocio.

La implementación inicial se llevó a cabo en esta ciudad y Comayagüela, y se espera que se expanda gradualmente para cubrir un mayor número de vehículos, proporcionando un control total sobre el transporte público.

Wilmer Calix, representante de los transportistas, destacó la colaboración con la Secretaría de Seguridad en relación al autobús con el botón de pánico, y expresó su compromiso continuo para abordar las problemáticas de seguridad en conjunto con el Gobierno.

 

Deja tu comentario