A 66 ascienden las muertes de pelícanos
Autoridades del Senasa, advierten a la población a no tocar a estas aves, porque corre el riesgo de ser infectada.

A 66 ascienden las muertes de pelícanos  Autoridades del Senasa, advierten a la población a no tocar a estas aves, porque corre el riesgo de ser infectada.

PUERTO CORTÉS, CORTÉS. Autoridades del Servicio Nacional de Sanidad e Inocuidad Agroalimentaria (Senasa), dieron a conocer que la razón por la que han aparecido muertos pelícanos en este término municipal, es a causa de la influenza aviar subtipo H5N1.

“Tenemos información que se trata de 66 aves fallecidas, es difícil determinar cómo o donde inició el contagio, porque son aves que vuelan hasta 60 kilómetros por día”, indicó, Ángel Aguilar director del Senasa, tras agregar que 43 pelícanos murieron en La Ceiba y 23 en este puerto.

En semanas anteriores, se reportaron más de 12 pelícanos fallecidos: el pasado miércoles 18 más y este jueves las autoridades sanitarias hondureñas cifraron en 66 las aves que lamentablemente han perecido por la influenza aviar.

Por su parte, Gustavo Cabrera, expresó que el subtipo H5N1, es una variante de la H1N1, que es una enfermedad que se presenta en las aves, principalmente en las migratorias; sin embargo, “no solo hay que pensar en los pelícanos, sino también en las otras especies”.

Según Cabrera, quizás se le ha puesto más atención a los pelícanos porque son las aves más grandes y que se acercan a los pescadores, pero pueden estar muriendo otras especies.

Recalcó que hay tres cosas que preocupan; primero, que la enfermedad sea transmitida de las aves migratorias a las aves de casa y a las granjas, lo que podría ocasionar una epidemia que acabaría con toda la población aviar que hay en Honduras; segundo, que las aves infecten a los humanos y tercero, que la afección pase de personas a otros animales domésticos como ser los cerdos, perros, gatos e incluso caballos.

Alertó que una vez que las personas se contagien podrían ocasionar incluso una pandemia, “recordemos que la COVID-19 surgió como zoonosis, que es una enfermedad transmitida de animales al humano. Lo mismo puede suceder con la influenza aviar, por eso no la podemos menospreciar, pues puede ser altamente peligrosa si muta.

En ese sentido, Senasa decretó una alerta sanitaria por el inminente riesgo de que la enfermedad contagie a otras aves; asimismo, alerta a la población a no tocar a los pelícanos, pues de hacer caso omiso a las alertas corren el peligro de ser infectados.

“Si usted manipula estos animales, se va contaminar y va adquirir la enfermedad, imagínese una persona que tenga COVID-19 y se contagia con la influencia aviar H5N1, seguramente se va morir, porque no aguantará ambas enfermedades” afirmó, Cabrera.

En ese sentido, se prohíbe la manipulación de aves muertas; tanto marítimas, como silvestres. De encontrar alguna ave muerta, se le pide a la población proceda a notificar a la oficina del Senasa, al celular: 9915-2839 o al correo electrónico: [email protected]

Deja tu comentario