Alerta la MSF: «Multas migratorias en Honduras ponen en riesgo la salud de los migrantes»

Alerta la MSF: «Multas migratorias en Honduras ponen en riesgo la salud de los migrantes»

TEGUCIGALPA. La organización médico-humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF), manifestó su preocupación por la ausencia de una extensión en la amnistía de multas migratorias en Honduras, alertando sobre las posibles consecuencias devastadoras para la población migrante.

El cobro de alrededor de 250 dólares por multa migratoria representa una carga económica significativa para los migrantes, obstaculizando su capacidad para satisfacer necesidades básicas como alimentación, alojamiento e higiene. Esta situación podría desencadenar consecuencias médicas y humanitarias graves, según advierte el organismo internacional.

El Instituto Nacional de Migración (INM) reporta que, en lo que va de 2023, más de medio millón de personas han ingresado de manera irregular al país en su travesía hacia el norte del continente.

En ese sentido, MSF ha denunciado reiteradamente que la mayoría de estos individuos llegan con necesidades médicas y humanitarias apremiantes, las cuales podrían agravarse con la implementación de esta multa en 2024.

Por este motivo, MSF hace un llamado a las autoridades gubernamentales para ampliar la amnistía de estas multas.
Christoph Jankhöfer, coordinador del proyecto de MSF, en esta ciudad, señaló: «Tras la incertidumbre en junio de 2023 sobre la prórroga de este decreto, observamos que las personas empiezan a buscar rutas alternativas, se recurre a la falsificación de documentos, se oferta transporte inseguro y se ven obligadas a participar en actividades de explotación para obtener fondos y continuar su viaje. Esto desencadena un aumento en extorsiones, estafas y asaltos».

Esto resulta en una mayor vulnerabilidad, limitando el acceso a servicios humanitarios y médicos, y generando graves riesgos para la salud y el bienestar de estas poblaciones, lamentó la MSF.

En los últimos meses, los equipos multidisciplinarios de MSF han proporcionado más de 20 mil consultas médicas y han intervenido con más de 52 mil personas a través de sesiones grupales relacionadas con la salud mental, trabajo social y promoción de la salud.

Las enfermedades predominantes incluyen diarrea aguda sin sangre, infecciones respiratorias y condiciones dermatológicas, junto con un menor, pero significativo número de casos de diarrea con sangre.

Estas enfermedades intestinales se atribuyen al deterioro de las condiciones de agua y saneamiento a lo largo de la ruta migratoria, agravado por la falta de recursos para asegurar alimentación y un alojamiento digno.

Durante las intervenciones de MSF en puntos fronterizos como Danlí y Trojes, El Paraíso, se ha evidenciado la necesidad crítica de apoyo médico y psicosocial para esta población.

Los relatos de violencia, que incluyen asaltos, violaciones, secuestros y otros riesgos durante la travesía, son frecuentes. Además, la insuficiencia de espacios para un alojamiento digno obliga a las personas a acampar en las cercanías del INM, parques o estaciones de autobuses.

«La amnistía representa una vía crucial para proteger a la población migrante y garantizar su paso seguro por Honduras», afirmó Jankhöfer.

Reconoció y aplaudió las medidas previas para asegurar rutas de tránsito seguras implementadas por las autoridades hondureñas. «Sin embargo, instamos al Congreso a extender la amnistía o aprobar una nueva ley migratoria de manera inmediata».

Deja tu comentario