“Alzamos la voz cuando las cosas no van bien”, dice expresidente del Cohep

“Alzamos la voz cuando las cosas no van bien”, dice expresidente del Cohep

TEGUCIGALPA. En medio de las preocupaciones y desafíos que aquejan a Honduras, el ex presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP), Santiago Ruiz, señaló la falta de diálogo y la distracción generada por campañas prematuras en el país.

«Cuando los hondureños levantamos la voz, es porque reconocemos que las cosas no van bien», declaró Ruiz, enfatizando la necesidad de abordar los problemas de manera sincera y transparente. Lamentó que los cambios en el gabinete no hayan generado un impacto significativo, salvo el nombramiento de la nueva ministra de Salud, Carla Paredes, quien espera que pueda enfrentar los problemas que presenta ese ministerio.

El llamado al diálogo abierto y franco por parte del sector privado ha sido constante durante el último año, destacando la urgencia de abordar los problemas económicos que enfrenta el país, desde el ingreso de las personas hasta la problemática del empleo.

Ruiz criticó las trabas burocráticas que afectan la inversión y el desarrollo, mencionando problemas en la tramitología, la obtención de permisos, y dificultades en los procesos aduaneros y de movilidad en las fronteras. Señaló que la voz de descontento de los ciudadanos se hace presente cuando las cosas no avanzan como deberían.

Abordando la situación económica, Ruiz destacó que, si bien se menciona un crecimiento del 3.5%, otros indicadores como la competitividad, seguridad y bienestar posicionan a Honduras rezagada en comparación con otros países latinoamericanos. Insistió en la necesidad de unir esfuerzos desde el sector privado para lograr un avance significativo.

Además, advirtió sobre la inconveniencia de iniciar campañas políticas prematuras que desvíen la atención de los problemas reales que enfrenta el país, instando a la Secretaría de Planificación a trazar una ruta clara para un futuro más próspero.

«La pobreza generalizada, el aumento de la migración y la inseguridad son desafíos urgentes que deben afrontarse con soluciones concretas», enfatizó Ruiz, destacando la necesidad de ofrecer propuestas que resuelvan los problemas y no distraigan la atención de los hondureños.

Deja tu comentario