AMDC destina L 800 millones para mitigar riesgos climáticos en la capital 

AMDC destina L 800 millones para mitigar riesgos climáticos en la capital 

TEGUCIGALPA. La Alcaldía Municipal del Distrito Central (AMDC), anunció una inversión de 800 millones de lempiras para llevar a cabo obras de mitigación de riesgo en puntos críticos de la capital.

La ciudad, conocida por su alta vulnerabilidad climática, enfrenta graves riesgos con aproximadamente 700 barrios susceptibles a sufrir daños. De estos, la AMDC ha identificado 80 puntos críticos, informó Julio Quiñones, coordinador del Programa de Cambio Climático de la AMDC.

Mencionó que se están invierto los 800 millones en varios sitios críticos, sin embargo, reconoció que esta cantidad no es suficiente para cubrir todas las necesidades de la ciudad.

Tegucigalpa cuenta con 65,000 viviendas en zonas de alto riesgo, y trasladarlas a lugares seguros implicaría prácticamente construir una nueva ciudad. «La ciudad creció sin control, la gente construyó en sitios de riesgo», explicó Quiñones.

Actualmente, 40 de estos puntos más críticos están recibiendo atención mediante obras de mitigación financiadas con recursos de la cooperación alemana y japonesa, además de fondos de la Alcaldía Municipal. Entre estos sitios se encuentra el barrio Morazán, conocido popularmente como el barrio Los Jugos, donde se está realizando una inversión de más de 60 millones de lempiras para resolver problemas históricos.

En Miramesi, también se está abordando una falla por deslizamiento con una inversión significativa para garantizar la seguridad de los hogares, añadió el funcionario municipal.

Quiñones expresó que la AMDC está realizando esfuerzos e invirtiendo recursos para adaptar la ciudad y reducir riesgos. Además, enfatizó la importancia de educar a la población para que la cultura de prevención se convierta en parte de la vida diaria.

El coordinador del programa de cambio climático, instó a los ciudadanos a utilizar la línea 100 para denunciar problemas a tiempo y resaltó que convivir con el riesgo es parte de la realidad de Tegucigalpa.

«Cada vez que hacemos la limpieza de un tragante, encontramos desechos tirados por alguien. Es un tema de ser parte de la solución; contribuimos en la medida que evitamos hacer esto o afectamos en la medida que seguimos haciéndolo», puntualizó Quiñones.

Finalmente, Quiñones remarcó la importancia de la colaboración ciudadana en los esfuerzos de mitigación de riesgos climáticos en Tegucigalpa, lamentando que la población no esté ayudando adecuadamente en esta labor.

Deja tu comentario