Autoridades ejecutan desalojo de unas 40 familias en la colonia Enmanuel
Los supuestos invasores, entre lágrimas tuvieron que tomar sus pertenencias y abandonar el lugar.

Autoridades ejecutan desalojo de unas 40 familias en la colonia Enmanuel  Los supuestos invasores, entre lágrimas tuvieron que tomar sus pertenencias y abandonar el lugar.

SAN PEDRO SULA. Un fuerte contingente de la Policía Nacional de Honduras y de la Policía Militar del Orden Público (PMOP) en compañía de un juez ejecutor llegó hasta la colonia Enmanuel, ubicada en este término municipal, donde llevó a cabo el desalojo de al menos 40 familias.

La colonia está ubicada a la orilla del Bulevar del Sur, entre las instalaciones de la Asociación de Ganaderos y Agricultores de Sula (AGAS) y la Gran Central Metropolitana de Autobuses.

Los pobladores como era de esperar se quisieron oponer a las acciones de las autoridades; sin embargo, los funcionarios policiales realizaron su trabajo y ejecutaron la orden de desalojo.

En ese sentido, en el lugar se caldearon los ánimos y hubo algunos enfrentamientos entre los policías y los supuestos invasores, donde se pudo observar empujones, gritos, rostros desencajados y lágrimas por parte de los pobladores que mostraron su impotencia de no poder hacer nada para evitar ser desalojados.

Bajo esa premisa, algunas personas con niños en brazos se subieron a la pala de una retroexcavadora para tratar de evitar que la maquinaria entrara y destruyera sus humildes viviendas.

Cabe destacar que, a esa localidad también se hicieron presentes integrantes de la Secretaría de la Niñez, Adolescencia y Familia (Senaf), para cerciorarse que los derechos de los menores no fuesen vulnerados durante las acciones; no obstante, sus padres prácticamente los utilizaron como “escudos humanos”.

De acuerdo con la información brindada, estas familias habrían ocupado ilegalmente ese terreno, lo que llevó al legítimo propietario a solicitar el desalojo a través de las autoridades correspondientes.

Ante eso, para darle respuesta al dueño, los agentes policiales ejecutaron la orden, por lo que la maquinaria pesada procedió a derribar las estructuras improvisadas, mientras que algunos afectados optaron por desmantelarlas por su cuenta para trasladar sus pertenencias a otro lugar.

ADEMÁS: Cabe destacar que, los recién desalojados aprovecharon la oportunidad para solicitarle ayuda al alcalde, Roberto Contreras, pues aseguraron que se quedaron en la calle.

Deja tu comentario