Brigada Pediátrica de Cirugías de Corazón Abierto, el primer paso hacia un Programa de Cirugía Cardíaca Infantil
El Instituto Hondureño de Seguridad Social, será la sede para realizar las operaciones en febrero del próximo año.

Brigada Pediátrica de Cirugías de Corazón Abierto, el primer paso hacia un Programa de Cirugía Cardíaca Infantil  El Instituto Hondureño de Seguridad Social, será la sede para realizar las operaciones en febrero del próximo año.

SAN PEDRO SULA. Con una mora quirúrgica de unos 600 niños que requieren una cirugía de corazón y el deseo de salvar estas pequeñas vidas, un grupo de médicos hondureños, así como especialistas cardiovasculares de otras naciones, junto a organizaciones locales e internacionales ha emprendido bajo un solo objetivo, la creación de un Programa de Cirugía Cardíaca Infantil, para lo cual se ha dado los primeros pasos a través de una Brigada Pediátrica de Cirugías de Corazón Abierto.
En ese contexto, ayer en horas de la mañana autoridades del Hospital Regional del Norte del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS); la Fundación Infancia Solidaria, de España; la Comunidad Socio Educativa de Mensajeros de la Paz; el Club Rotario, de SPS; el Club Rotario Ulúa, de El Progreso, Yoro; el Hospital Mario Catarino Rivas y el Hospital Leonardo Martínez, desarrollaron una conferencia de prensa, donde exteriorizaron la importancia del programa y la brigada pediátrica.
BRIGADA
Durante la actividad, los galenos explicaron que esta es la primera brigada que se desarrollará en el país, la cual no solo tiene el propósito de beneficiar un total de 20 niños con problemas cardíacos congénitos, que serán sometidos a procedimientos quirúrgicos de varias horas, en febrero de 2024, sino también ser el inicio para el desarrollo de un Programa de Cirugía Cardíaca Infantil.
Precisaron que los cirujanos españoles llegarán al país en febrero y estarán realizando cirugías de 10 a 15 días, con lo que se operaría a dos niños por día.
La doctora cirujano cardiovascular del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, España, Tomasa Centella, mencionó que es la primera vez que traerán la brigada a Honduras y que se iniciará con un número limitado de pacientes, pero también contarán con la importante colaboración de profesionales médicos de la zona norte del país, contribuyendo así a la creación de dicho Programa.
Cabe resaltar que, en Honduras no se cuenta con un programa para poder tratar ese tipo de cirugías.
Centella, indicó que los beneficiados serán preseleccionados, “la selección de los niños inicialmente la están haciendo los cardiólogos hondureños que trabajan en los tres hospitales. Han preseleccionado una serie de casos y juntos vamos a decidir cuáles son los niños más urgentes”.
Resaltó que este tipo de programas solo se pueden realizar en un solo hospital, porque es mucho mejor centralizar todo en uno solo, “si se diversifica y de repente queremos que todos los hospitales tengan un Programa de Cirugía Cardíaca Infantil, lo que vamos a perder es calidad y no vamos a tener el conocimiento como lo tenemos si centralizamos los casos en un solo”.
Sobre si los hospitales hondureños están listos para efectuar este tipo de cirugías, la especialista, dijo estar sorprendida por la tecnología y los medios con que se cuentan en los hospitales.
“Me ha sorprendido gratamente, me parece que está a un nivel que puede afrontar cirugías cardíacas infantiles, fácilmente se podría, pero se necesita ganas del Gobierno, también se necesita la colaboración, porque muchas veces en sanidad nos olvidamos”.
Al tiempo que indicó que el Programa se llegará a implementar en el país y si los profesionales de la Medicina deciden dar el salto, pues están en constante comunicación, conociendo los protocolos y a la hora de gestionar ese Programa, por supuesto que lo apoyarán una vez restaurado y si se necesita otra brigada se plantea una vez más.
Agregó que es fundamental que el Gobierno tenga presente la importancia de la cirugía cardíaca infantil, de que son niños que van a ser productivos para el país.
“El personal está muy ilusionado con ganas de trabajar” finalizó.
CARDIOPATÍAS CONGÉNITAS
Por su parte, el cirujano cardiovascular, José Octavio Fajardo Mejía, dijo que esta brigada que incluye a personas de 0 a 18 años será una gran bendición para los pequeños, pues estarán contribuyendo a darles la oportunidad de seguir viviendo como personas normales en su salud.
Recalcó que la brigada iniciará el próximo año con el apoyo de algunas fundaciones y la principal es Infancia Solidaria que viene desde Madrid, España.
Indicó que la idea es unir diferentes hospitales como ser el Leonardo Martínez, Mario Catarino Rivas y el IHSS, incluyendo La Ceiba y Copán.
Exteriorizó que dicho Programa buscará darle respuesta a aquellos niños que tienen unas cardiopatías congénitas, o que nacen con un problema en su corazón y que si no se les atiende a tiempo terminan falleciendo. “es muy importante tener un lugar donde poder atenderle y resolverle su problema”.
POCO APOYO DEL GOBIERNO
Mencionó que para crear el Programa de Cirugías Cardíacas Pediátricas han recibido poco apoyo por parte del Gobierno, “hemos solicitado ayuda a las autoridades gubernamentales y hemos tenido poco apoyo, entonces las brigadas vienen a ser una respuesta inicial”.
Agregó que “vienen 14 españoles de diferentes hospitales, entre ellos cirujanos, cardiólogos, anestesiólogos, intensivistas, pediatras y algunas cuantas enfermeras especializadas en cuidados intensivos, y por parte de Honduras también participarán al menos unos 30”.

El Programa está en formación y será para apoyar a aquellas personas de escasos recursos a los que puedan apoyar. “Salvar la vida de un niño es una satisfacción enorme, no hay palabras para describir lo que para nosotros como médico cirujano significa darle una oportunidad de vivir a esos pequeños”.
Entre tanto, Roberto Castellanos, médico pediatra, miembro del Rotary Club Ulúa, de la Fundación Mensajeros de la Paz y del IHSS, mencionó que hace seis meses empezaron a tener contacto con la Fundación Infancia Solidaria en España, encargada de patrocinar las brigadas de cirugía cardiovascular al rededor del mundo.
“En la costa norte de Honduras no tenemos realmente una estrategia que dé respuesta a nuestras necesidades y pues este es el sueño; después de este ejercicio con unas tres brigadas se espera que quede funcionando un Programa de Cirugía Cardiovascular, permanente que dé respuesta a las necesidades de nuestra población” indicó.
Con este proyecto aspiran a brindarle a la población una calidad de salud que se merece.
“Es un reto tanto para el sistema sanitario como para las instituciones de servicio, patrocinar este tipo de proyectos que, a la larga, pues, va a salvar vidas y que va a traer bienestar a la población”.
Concluyó refiriéndose a la salud de los niños en el país y dijo que “la pobreza y la precariedad con que operamos en nuestro sistema de salud hace bastante difícil, el funcionamiento de estos proyectos que solo es posible tenerlos mediante la conjunción de esfuerzos y mediante la participación de otros sectores comprometidos como la empresa privada”.

Deja tu comentario