Con su rostro sucio y muchas veces explotados, miles de menores no tendrán un feliz Día del Niño

Con su rostro sucio y muchas veces explotados, miles de menores no tendrán un feliz Día del Niño

TEGUCIGALPA. Aunque muchos niños hoy serán agasajados con piñatas y dulces, la realidad será distinta para los menores en condición de calle, extrema pobreza y otros que terriblemente son abusados sexualmente.

Día con día, la inocencia y sueños de estos pequeños se van desvaneciendo al vivir en carne propia una cruda realidad que se vuelve su peor pesadilla.

En lo que va del año,  la Comisión Interinstitucional Contra la Explotación Sexual Comercial y Trata de Personas de Honduras (CICESCT), ha rescatado 20 niñas y cinco niños que sufrían de explotación sexual, mendicidad forzada y reclutamiento para actividades criminales.

Estas duras condiciones de vida obviamente tienen un impacto negativo en los menores, no solo en su desarrollo físico y psicológico, sino también en su desarrollo cultural y económico.

MENDICIDAD
Es terrible saber que la vida de miles de menores se resume a la limosna o en un trabajo muy mal remunerado.
La esperanza por tener una vida diferente, muchas veces los empuja a caer en las redes de las maras o pandillas, y en la mayoría de los casos terminan tras las rejas o víctimas de lamentables crímenes.

“Los niños en situación de calle están en una penumbra y todos los días es de lucha; difícilmente podemos asegurar que conocen la felicidad”, expresó el sociólogo Albero Erazo.

Comentó que para esos pequeños, el Día del Niño es algo ajeno, porque expuestos a tantos males han perdido hasta su inocencia.

«Cuando escuchan el Día del Niño, no sé con qué ojos verán a otros niños celebrando en sus escuelas, mientras ellos están en situación de calle, pidiendo, trabajando o haciendo malabares», externó.

ABUSOS EN EL DINAF

El sociólogo también hizo referencia a los casos que se han dado a lo interno de la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (Dinaf), y en específico a la pequeña Keren López, que falleció en custodia de esa institución el pasado 21 de julio.

“En el Dinaf ya hay noticias que se han cometido abusos, incluso, renunció la directora (Dulce María Villanueva); además se dio el caso de una niña en estado de desnutrición que murió en el Mario Catarino Rivas y que tenía marcas de abuso y esto lo dejaron en secretismo”, lamentó.

Cuestionó que ya de por sí, los niños que están en manos del Estado corren riesgos cómo estarán de expuestos los niños en la calle o que cayeron en redes criminales.

“Lo que está pasando es para asombrarse y llamar a una marcha de conciencia general porque es gravísimo”, acotó.

El mejor regalo que podría dar hoy el Gobierno a la infancia hondureña es hacer las cosas bien, porque no es el cambio de nombre de las instituciones que va a resolver la problemática que enfrenta la niñez, sino políticas claras y bien estructuradas.

ESTADÍSTICAS

Según el monitoreo en medios de comunicación que realiza la Red Coiproden sobre muertes violentas de niñas, niños, adolescentes y jóvenes, del 1 al 31 de agosto de 2023 se registró 52 víctimas mortales

El 88% (46) se trata de jóvenes entre los 18 a 30 años de edad y el 12% (6) niñas y niños entre 0 a 17 años.

Deja tu comentario