Conadeh asegura que más de 10 mil personas sufrieron desplazamientos forzados por violencia

Conadeh asegura que más de 10 mil personas sufrieron desplazamientos forzados por violencia

TEGUCIGALPA. El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh) a través de la Unidad de Desplazamiento Forzado Interno (UDFI), en un informe dado a conocer ayer reveló que “una de las modalidades delictivas, objeto de preocupación, es el reclutamiento forzado de personas, pues solo en el 2022, atendió 46 casos, que involucraron como víctimas a 78 personas, de las cuales, el 70 % estuvo en riesgo de desplazamiento, mientras que el 30 % restante fue objeto de desplazamiento forzado”.

El informe tipifica que más de 10 mil personas estuvieron en riesgo y fueron víctimas de desplazamiento forzado por violencia, en Honduras, entre el 2019 y el 2022, al tiempo que destaca que, durante esos 4 años, la institución nacional de derechos humanos atendió 4,192 quejas que vinculan a unas 10,288 personas de estar en riesgo y de ser víctimas de desplazamiento forzado por violencia.

También detalla que, del total de quejas atendidas, por el Conadeh, 132 casos están relacionados con el reclutamiento forzado de personas.
Refiere que las víctimas del reclutamiento forzado son utilizadas, muchas veces, para cometer actos delictivos, en ocasiones como informantes, en otras como sicarios o para realizar actos de extorsión, transporte de drogas y como parejas sentimentales.

El período objeto de análisis fue el 2022, año en que hubo más quejas por reclutamiento forzado.
En ese año, en 34 quejas, que representan el 74 %, se vincula como responsables del reclutamiento forzado o como principales agresores a miembros de maras y pandillas; en ocho casos a personas desconocidas, en 3 a personas conocidas y en un caso a miembros del crimen organizado.

Entre las víctimas figuran menores en edad escolar, mujeres, hombres adolescentes, jóvenes y trabajadores informales, a través de amenazas directas o contra familiares e incluso de violencia sexual.

En el 2022, cinco departamentos del país fueron escenario del reclutamiento forzado; en este caso Francisco Morazán registró el 48 % de los casos, Atlántida el 22 %; Cortés el 17 %, Choluteca el 11 % y Olancho el 2 %.

La titular del Conadeh, Blanca Izaguirre recordó al Estado hondureño su obligación de prevenir el reclutamiento forzado y le exhortó a proteger a las víctimas de los agresores y que se respete su dignidad, vida, integridad personal, física, psicológica, cultural, afectiva y sexual.
«Nadie debe ser sometido a torturas, tratos crueles inhumanos y degradantes», expresó Izaguirre.

Deja tu comentario