Exprimera dama clama por justicia «divina» antes de la sentencia de JOH

Exprimera dama clama por justicia «divina» antes de la sentencia de JOH

TEGUCIGALPA. A menos de 48 horas de la sentencia del expresidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, la exprimera dama y esposa del exmandatario, Ana García ha manifestado su confianza en la justicia divina y en la inocencia de su esposo a través de un mensaje publicado en su cuenta de X.

En su publicación, García de Hernández expresó: «¡Bendiciones! Tengo mucha fe en Dios, sé que cada día nos bendice y con su gran poder nos hará justicia y se reconocerá la inocencia de mi esposo Juan Orlando H. Tengo mucha fe en su intervención que revertirá toda la injusticia en las decisiones de la corte de Nueva York. Dios es misericordioso, milagroso y justo y él actúa en su tiempo».

García también se refirió a las adversidades que han enfrentado, señalando que podrían haber influencias malintencionadas contra su esposo: «Pudiera ser que los malos que odian a mi esposo sigan ejerciendo su influencia malintencionada para ensañarse con una condena injusta. Pero al final estoy convencida que aunque ahora se vean nubarrones oscuros y mucha maldad contra mi esposo y nuestra familia, después en poco tiempo toda la verdad saldrá a la luz y recibiremos la justicia que tanto esperamos».

Concluyó su mensaje con un fuerte tono de esperanza y fe: «¡Dios es justo y actúa en su tiempo! ¡Él nos sostiene con su diestra victoriosa! ‘Ningún arma forjada contra ti prosperará, y condenarás toda lengua que se alce contra ti en juicio. Esta es la herencia de los siervos del Señor, y su justificación viene de mí —declara el Señor'».

Screenshot 2024 06 25 10 41 10 36 0b2fce7a16bf2b728d6ffa28c8d60efb

Este mensaje llega en un momento crítico para la familia Hernández, ya que el expresidente enfrenta cargos de narcotráfico y armas, en la corte de Nueva York, y por los cuales la Fiscalía de ese Estado pide cadena perpetua, confiscar 15.5 millones de dólares y aplicar una multa de $10 millones al exmandatario.

Deja tu comentario