La migración y el consumo de drogas impactan la producción agrícola en Honduras

La migración y el consumo de drogas impactan la producción agrícola en Honduras

TEGUCIGALPA. Los líderes del sector agrario expresaron hoy su preocupación por la disminución en la mano de obra disponible para la producción en el país, atribuyendo esta situación tanto a la migración como al creciente problema del consumo de drogas.

El presidente de la Asociación de Productores de Granos Básicos en Olancho, Juan Valladares, destacó la realidad preocupante que enfrenta el campo hondureño.

«La migración de jóvenes ha dejado desiertos nuestros campos, privándolos de trabajadores calificados y limitando significativamente la inversión en el sector», lamentó.

Valladares señaló que este fenómeno se debe a la migración masiva hacia España y Estados Unidos, lo que ha impactado severamente la disponibilidad de mano de obra. Además, hizo énfasis en el alarmante vínculo entre la droga y la falta de mano de obra juvenil. «Lamentablemente, muchos jóvenes están atrapados en el consumo de drogas, y las remesas que reciben se destinan a alimentar este problema en lugar de invertirse en trabajos productivos», explicó.

Esta situación, según Valladares, ha generado una caída del 50% en la mano de obra disponible en el país. Esta realidad ha transformado a Honduras en un importador neto de granos básicos y en un exportador de jóvenes que buscan oportunidades más prometedoras en el extranjero.

Además de la preocupación por la disminución en la mano de obra local, líderes del sector agrario han destacado la necesidad de importar trabajadores de Guatemala para cubrir la escasez de mano de obra en Honduras.

En los últimos seis años, la producción agrícola ha experimentado una reducción anual de entre cuatro y cinco mil manzanas, una tendencia preocupante para el futuro alimentario del país, según lamentó Valladares.

Pese a estas dificultades, Valladares resaltó el apoyo proporcionado a los productores por medio de Banadesa, subrayando la necesidad de un continuo respaldo gubernamental para garantizar el bienestar de la población y el fortalecimiento de la producción agrícola en Honduras.

 

Deja tu comentario