MP amplía aseguramientos del caso que involucran al expolicía Mauricio Hernández Pineda

MP amplía aseguramientos del caso que involucran al expolicía Mauricio Hernández Pineda

TEGUCIGALPA. El Ministerio Público (MP), a través de la Fiscalía Especial Contra el Crimen Organizado (Fescco) y la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC) ejecutaron un allanamiento de domicilio en la Residencial Santa Cruz, de esta capital, donde se hizo el aseguramiento de la vivienda, un vehículo y productos financieros, en relación a los bienes del expolicía Mauricio Hernández Pineda, su núcleo familiar y otras personas.
En el operativo buscaron indicios en seguimiento al expediente del exalto oficial, quien se declaró culpable ante la Corte del Distrito Sur de Nueva York, Estados Unidos, el 2 de febrero de 2024 por cargos relacionados al narcotráfico.
Lo anterior como parte de la «Operación El Primo”, iniciada desde el pasado lunes 4 de marzo, donde se realizaron cuatro allanamientos de domicilio en Cortés y Copán; además, de impulsar medidas de aseguramientos inicialmente sobre 37 bienes considerados de origen ilícito.
Los bienes identificados corresponden a ocho inmuebles, dos vehículos y 27 productos financieros, inscritos a nombre del expolicía; sin embargo, en el operativo se amplió la medida de privación de dominio a dos terrenos y dos vehículos más.
Las diligencias son dirigidas por la Sección Contra el Delito de Lavado de Activos y Privación de Dominio de Bienes de Origen Ilícito de la Fescco en coordinación con agentes Contra el Crimen Organizado de la ATIC, quienes detectaron en los municipios de Choloma, Puerto Cortés, Omoa, de Cortés y Santa Rosa de Copán, todos esos capitales relacionados al exalto jefe policial y su núcleo familiar, y en esa inspección se descubrió estos nuevos bienes.
De acuerdo con las investigaciones, el subcomisionado depurado, producto del actuar criminal adquirió varias posesiones e incrementó su patrimonio de forma injustificada, descubriéndose varios inmuebles con altas cuantías.

Deja tu comentario