Omar García: “No estamos viviendo democracia, lo que estamos viviendo es un proceso cautivo de parte de un grupúsculo»

Omar García: “No estamos viviendo democracia, lo que estamos viviendo es un proceso cautivo de parte de un grupúsculo»

TEGUCIGALPA. Con tres bancadas de oposición firmes en sus convicciones y dispuestas a seguir siendo el contrapeso en el Congreso Nacional (CN) frente a un oficialismo férreo que sigue avanzado sin importarle nada más que sus decisiones, son los escenarios que para algunos sectores de la sociedad mantienen en crisis al Poder Legislativo y que está llevando al país a un camino espinoso e incierto.

Sobre esta crisis, el analista de Gobernabilidad Democrática y Transparencia, Omar García, abordó la situación actual del país, donde destaca el conflicto interno en el CN que ha provocado divisiones.

García advirtió a la clase política la necesidad de atender los problemas existentes, pues a su criterio la falta de atención podría generar más complicaciones para la nación.

En una entrevista a la radio emisora HRN, el especialista insistió en que la clase política debe concentrase en los intereses nacionales en lugar de los partidarios, siendo lo anterior a su ver la raíz de los conflictos que mantienen en total división a los congresistas en el Poder Legislativo.

Insistió en que los problemas de Honduras se reflejan en la «ingobernabilidad» y los elevados índices de violencia que persisten, por lo que invitó a los hondureños a estar alerta ante los acontecimientos, resaltando la importancia de la justicia y el Estado de derecho.
«El Estado de derecho alcanza un nivel fallido cuando no se es capaz de administrar la justicia».
Ante ese panorama, el especialista realizó un llamado a la clase política como a la comunidad internacional, instando a esta última a prestar atención a los problemas en Honduras y encontrar respuestas efectivas para abordar la crisis.

También se refirió a la democracia en el país y cómo las acciones que se están desarrollando en los diferentes poderes del Estado e instituciones políticas tienen una implicación negativa en el devenir del tiempo.

Consideró que existe un acuerdo entre los dueños de los partidos políticos para limitar la democracia. «Son 43 familias, que dominan el Partido Nacional, Partido Liberal, Partido Libertad Refundación (Libre) y Partido Salvador de Honduras (PSH), están decidiendo sobre 10 millones de personas».

En referencia al tema, el especialista consideró que la actual crisis en el Poder Legislativo, donde el oficialismo funciona a través de una Comisión Permanente instalada para el receso del fin del período de sesiones ordinarias y la oposición hace lo suyo desde la trinchera de la auto convocatoria a sesiones extraordinarias, es un represamiento para limitar las libertades electorales, democráticas, la escogencia de los comandantes de las Fuerzas Armadas, el Presupuesto, el reconocimiento a cerca del Tratado Naval entre Honduras y Nicaragua, y nombramientos en lo que sería la Procuraduría General de la República (PGR).

Insistió en que «los dueños de los partidos saben que van a perder poder, si nosotros entendemos lo que es la democracia y la República. No estamos viviendo democracia, lo que estamos viviendo es un proceso cautivo de parte de un grupúsculo».

PREOCUPACIÓN INTERNACIONAL
“Claramente el contexto nacional preocupa, hemos mirado con preocupación todo lo ocurrido en el liderazgo del Ministerio Público (MP), las polarizaciones y divisiones que hay en el Congreso Nacional y la incapacidad de este de reunirse en casi tres meses, entonces eso es algo que preocupa independientemente en un eventual mecanismo internacional, independiente, autónomo contra la corrupción e impunidad”, exteriorizó ayer la Coordinadora Residente de la ONU en Honduras, Alice Shackelford.

Reflexionó sobre la preocupación internacional de tener un país donde la fuerza política no encuentra la manera de sentarse para entablar un diálogo, al tiempo que dijo que la instalación de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Honduras (CICIH) se ha tornado en un tema muy político en medio de la polarización que atraviesa el país.

“Recordamos que hay un procedimiento que está en curso, el Memorándum de Entendimiento que se firmó; el grupo de expertos ha compartido a través del secretariado de Naciones Unidas, los principales hallazgos que ha encontrado como los legales y en ese sentido se está pendiente de un diálogo entre Naciones Unidas y el Gobierno de Honduras para definir el próximo paso”.

Shackelford no precisó si la CICIH alcanzará a instalarse en el período del actual Gobierno y la importancia de respetar el Estado de derecho y el debido proceso para garantizar la dignidad humana.

Frase:
“El país no está viviendo en democracia, lejos de ello, lo que Honduras vive es un proceso cautivo de parte de un grupúsculo, porque es una minoría la oposición y el oficialismo en comparación a todos los millones de hondureños que somos. Nos han hundido”.

Además: La crisis en el Congreso Nacional viene generándose desde el inicio de la legislatura, pero se ha agudizado en la elección de los nuevos fiscales del Ministerio Público, al dividir a los diputados del partido de Gobierno y la oposición conformada por el Partido Salvador de Honduras, el Partido Nacional y el Partido Liberal.

Deja tu comentario