Unas 40 familias damnificadas por inundaciones permanecen a la orilla de la calle

Unas 40 familias damnificadas por inundaciones permanecen a la orilla de la calle

SAN MANUEL, CORTÉS. Al menos 40 familias damnificadas de la colonia Jehová Jireh, de este término municipal, permanecen a la orilla de la calle, en sus pequeñas covachas, luego de que las inundaciones provocadas por las lluvias afectaran enormemente sus viviendas.

Cabe destacar que, aunque la colonia ya no reporta acumulación de agua en las casas, ni tampoco en las calles, estas personas prefieren mantenerse a la orilla del bulevar, por el inminente miedo de que continúen las lluvias, porque se habla de un posible ciclón que podría afectar a la nación.

Una damnificada le pidió a la población que transita por la calle que tenga precaución, porque hay niños y personas de la tercera edad que están viviendo a la orilla del bulevar.

De igual manera, las familias que llevan casi dos semanas refugiadas en los diferentes albergues en el ámbito nacional, principalmente en la zona norte del país, también se resisten a retornar a sus humildes casas.

ALBERGUE EN EL MILAGRO

En la Escuela Francisco Morazán, ubicada en la aldea El Milagro, Villanueva, Cortés, todavía hay varios círculos familiares albergados que no han podido regresar a sus hogares, debido a que se siguen pronosticando condiciones climatológicas no favorables en el territorio nacional.

Aleyda Veliz, una pobladora de Brisas del Milagro, afirmó que lleva dos semanas en el albergue, porque su casa aún tiene agua, y hasta que no seque no puede regresar.

Afirmó que tiene tres niños pequeños, y que se ha “revuelto una peste de zancudos”, por lo que le solicitó a las autoridades correspondientes que manden a fumigar el centro educativo.

DENUNCIAN POSIBLE DESALOJO

Por su parte, las personas que están albergadas en el municipio de La Lima, Cortés, quienes se encuentran en la Escuela Manuel Bonilla, también se resisten a abandonar la misma, porque sus sectores quedaron extremadamente dañados debido a las inundaciones, que año con año los afectan.

Bajo esa premisa, Cristian Maldonado, uno de los damnificados, dijo que “cuando uno mira sus casas no se quiere ir porque están demasiado afectadas, pero acá vino uno de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), que es del Comité de Emergencia Municipal (Codem), con un mal carácter, diciendo que desalojáramos el lugar”.

ADEMÁS: Cabe destacar que, las afectaciones en las casas de la colonia Jehová Jireh, son grandes, ya que estas se encuentran llenas de lodo, por lo que sus ocupantes se niegan a regresar a las mismas.

Deja tu comentario