Vicente Nácher: “no somos dueños de nada más que de nuestra libertad”

Vicente Nácher: “no somos dueños de nada más que de nuestra libertad”

TEGUCIGALPA. El arzobispo de esta capital, José Vicente Nácher Tatay, manifestó que, durante el tiempo de Adviento, esperar implica tener conciencia de que “algo falta y al mismo tiempo que algo viene. En nuestro caso no es algo, es alguien, es Jesús”, externó.

Reflexionó que el Adviento es una permanente actitud de apertura para aquel que es más grande.

“Son muchos los que pasan la vida en una triste monotonía, sin saber que la rutina de la existencia humana ha sido rota por la iniciativa del Padre que nos envía a su Hijo amado”, indicó el prelado.

Comentó que hay que dejarse sorprender por el Jesús, porque la esperanza significa dejar espacio a la sorpresa.

“Usted tardará tanto tiempo en llegar por esta ruta, nos dice la tecnología. Por eso, en el camino, ya no disfrutamos la belleza del paisaje, porque andamos pendientes, de una pantalla y una voz artificial. Las máquinas no conocen la sorpresa, pero no somos una Inteligencia Artificial asignada en un cuerpo animal, somos personas humanas, con cuerpo, alma y corazón, capaces de creer, esperar y amar, es decir, capaces de recibir la sorpresa de Dios. Hoy es el primer domingo del Adviento, tiempo de preparación y expectación”, externó el también presidente de la Conferencia Episcopal de Honduras.

Recordó que la calidad de la Navidad dependerá mucho de la calidad del Adviento que cada persona tenga, pues esperar bien es prepararse bien, porque no somos dueños de nada más que de nuestra libertad.

Deja tu comentario