Acaban con la vida de tres personas en diferentes hechos

Acaban con la vida de tres personas en diferentes hechos

TEGUCIGALPA. Una tarde sangrienta se registró ayer en el sector conocido como “Las Gradas” en la colonia 28 de Marzo, en esta capital, luego que gatilleros acabaran con la vida de dos jóvenes, entre ellos un menor de 14 años.

Una de las víctimas fue identificada por sus familiares como Marvin Yovanni Amaya Hernández (24) quien presentaba 12 impactos de bala; mientras
que a Andy Emanuel Carrasco Carrasco (14) le habrían inferido dos impactos de bala en el rostro, quedando ambos sin vida en el citado lugar.
Al sitio se apersonaron autoridades de la Policía Nacional quienes acordonaron la escena del crimen e iniciaron las primeras acciones de investigación.

Según algunos vecinos, ambas víctimas se encontraban fuera de una casa, tomándose un jugo a eso de las 4:10 de la tarde, cuando fueron interceptadas por dos hombres armados, quienes sin mediar palabra les dispararon, para luego darse a la fuga en un vehículo color blanco.

De acuerdo con investigaciones policiales, los ahora occisos supuestamente pertenecían a la banda criminal “Los Uber”, cedula delictiva allegada a la banda criminal “Los Berríos”. Ambas víctimas habían sido advertidas con amenazas a muerte por la estructura criminal Mara Salvatrucha 13 (MS-13), ya que operaban en sus sectores.
La banda criminal “Los Uber”, llamaban a las compañías de taxis VIP, los citaban a un punto en específico y al momento de abordar encañonaban con arma de fuego a los conductores y los llevaban a lugares desconocidos para despojarlos de sus pertenencias y los dejaban amarrados.

Parientes del menor, indicaron que este no era ningún malviviente y se dedicaba a estudiar, por lo que piden justicia en su caso.

Por otra parte, en la 2 avenida de Comayagüela, un hombre que se conducía a bordo de una camioneta acabó con la vida de una persona que caminaba apoyada a un bastón.

El ahora occiso aún no ha sido identificado, solo se maneja que su edad oscila entre 30 a 35 años, quedando sin vida sobre el pavimento.

Deja tu comentario