Aprehenden a «El Mexicano» y «El Pando» por secuestro agravado de un empresario

Aprehenden a «El Mexicano» y «El Pando» por   secuestro agravado de un empresario

SAN MANUEL, CORTÉS. Mediante una operación de investigación, la Policía Nacional, detuvo en este municipio a dos implicados en el secuestro agravado de un empresario quien fue ejecutado.

La captura la ejecutó un equipo de detectives asignado a la Unidad Nacional Antisecuestro (UNAS) de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), en la aldea Coowle, de este término municipal.

Los sospechosos fueron identificados como alias «El Mexicano», de 40 años, de oficio labrador, originario de Olancho y residente en la aldea Chasnigua, San Pedro Sula; así como alias «El Pando», de 30 años, de oficio labrador, originario y residente del mismo lugar donde se originó la captura.

HECHOS
De acuerdo con el expediente criminal, el hecho se suscitó el 26 de septiembre de 2022, cuando el empresario salió de su casa ubicada en El Progreso, Yoro, a comprar material de construcción, cuando fue interceptado por hombres fuertemente armados que lo privaron de su libertad.

Tras el secuestro del empresario, los delincuentes realizaron varias llamadas telefónicas a los familiares, exigiendo un rescate de 3 millones de lempiras a cambio de su liberación.

Al tener conocimiento del caso, la Unidad Nacional Antisecuestro activó su equipo tecnológico, utilizando diversas herramientas, que permitieron rastrear y ubicar a los sospechosos del delito de secuestro.

Al aprehenderlos, los agentes policiales procedieron a realizar el registro personal, a uno de los detenidos y le decomisaron como parte de la evidencia constitutiva del delito, un teléfono celular.

Este elemento probatorio será remitido ante las autoridades correspondientes para que se lleve a cabo un análisis forense y determinar si fue utilizado para realizar las llamadas de exigencia de dinero durante el secuestro.

El análisis incluirá la extracción de datos y registros de llamadas y mensajes, con el fin de recopilar evidencia que pueda ser utilizada en el proceso legal.

La evidencia decomisada es de suma importancia para el avance de la investigación, ya que podría revelar información crucial sobre la participación de los individuos en el secuestro y esclarecer detalles importantes del hecho.

A los sospechosos se les ejecutó una orden de captura emitida por autoridades del Juzgado de Letras Penal en Materia de Criminalidad Organizada y Corrupción de San Pedro Sula, Cortés, el 22 de enero del presente año, por suponerlos responsables del delito de secuestro agravado.

Entre tanto, serán remitidos ante la instancia correspondiente para que respondan por el delito que se les acusa.

Deja tu comentario