Fiscalía presenta requerimiento contra un hombre por tres delitos ambientales

Fiscalía presenta requerimiento contra un hombre por tres delitos ambientales

REDACCIÓN. La Fiscalía Especial de Medio Ambiente (FEMA), presentó requerimiento en contra de Carlos Emenelio Reyes Bardales, por suponerlo responsable de los delitos de explotación ilegal de recurso forestal agravado, daños agravados y urbanización ilegal.

En ese sentido, el expediente investigativo de la Fiscalía inició, gracias a una denuncia que llegó a esa entidad de forma anónima en julio del año pasado, mediante la cual se daba a conocer que en un lugar conocido como la Bahía de “Cocolito” en Trujillo, Colón, se estaba realizando cortes de árboles, lotificaciones, urbanizaciones y muros perimetrales que no tenían ninguna autorización.

De su lado, la Fuerza de Tarea Interinstitucional Ambiental (FTIA), en agosto de 2022, se hizo presente al lugar antes mencionado, y posteriormente se emitió el dictamen Técnico STA-149-2023, el cual reflejó varios hallazgos; corte de árboles, lo que por lógica ocasionaba un fraccionamiento del ecosistema, y apertura de brecha, entre otros.

Además, de acuerdo con lo establecido en el Artículo 123 de la Ley Forestal, inciso número tres, el representante legal de la lotificadora “Caramar North Beach Club”, que en este caso es, Emenelio Reyes Bardales, realizó trabajos dentro de los 100 metros de ancho, a partir del nivel más alto que alcance el lago o la laguna.

Igualmente, se comprobó que el área no había sido intervenida desde 2017; sin embargo, gracias a una toma aérea en abril de 2019 se observó la construcción de una brecha, y con esta, la obstrucción del cuerpo de agua por soterramiento; asimismo, cortes de mangle rojo y de uva de playa.

También se identificó el dragado para la construcción de quioscos dentro del agua y un muelle de madera provocando turbidez, suspensión y distribución de contaminantes, disminución del oxígeno disuelto y distribución de sedimentos contaminados con un impacto directo sobre peces, flora, fauna y otros organismos, al igual que cambios físicos en el fondo acuático.

ADEMÁS: Cabe destacar que, cuando se investigó si la lotificadora “Caramar North Beach Club”, había solicitado los respectivos permisos o licencias ambientales para la ejecución de los trabajos, no se encontró ningún documento que la acreditara para realizar los mismos.

Deja tu comentario