Investigan irregularidades en más de L 400 millones prestados por el BID para obras de mitigación

Investigan irregularidades en más de L 400 millones prestados por el BID para obras de mitigación

REDACCIÓN. El Ministerio Público (MP), anunció ayer la apertura de una investigación por presuntas irregularidades en el manejo de más de 400 millones de lempiras prestados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), para obras de mitigación de riesgos por desastres naturales.

El convenio para acceder a este préstamo fue firmado en 2010 entre el gobierno hondureño y el BID, según informó el MP. Los fondos estaban destinados a la construcción de puentes y otras infraestructuras con el objetivo de reducir la vulnerabilidad de diversas municipalidades frente a los efectos del cambio climático.

El equipo especializado del MP está llevando a cabo inspecciones, avalúos y toma de declaraciones en varias regiones del país. La investigación se centra en la correcta ejecución de las obras previstas en el proyecto de mitigación, que abarca diez municipios priorizados por su alta vulnerabilidad en los departamentos de Copán, Lempira, Ocotepeque, Atlántida, Santa Bárbara, El Paraíso, Choluteca, Olancho y Colón.

Entre los municipios involucrados se encuentran Corquín (Copán), Gracias, Lepaera y San Manuel Colohete (Lempira), Sensenti, San Marcos y San Francisco del Valle (Ocotepeque), Tela (Atlántida), y Atima y San Luis (Santa Bárbara), según detalla el MP.

El Ministerio Público reiteró su compromiso de investigar todos los actos irregulares que perjudiquen al Estado de Honduras y, por ende, a su pueblo, en relación con la mala administración de fondos públicos.

En otra nota, el BID informó recientemente la aprobación de un crédito de 5.1 millones de dólares para Honduras, destinado a promover el desarrollo resiliente, bajo en carbono e inclusivo. Este financiamiento se utilizará en la hidroeléctrica Francisco Morazán y el Lago de Yojoa, uno de los principales destinos turísticos del país. Los recursos permitirán fomentar la adopción de tecnologías y prácticas agroecológicas entre las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipyme), así como la restauración de la cobertura forestal y del suelo en las zonas de intervención.

Este proyecto es pionero al combinar fondos del Programa Piloto de Resiliencia Climática (PPCR) y el Programa de Inversión Forestal (FIP) para fortalecer las acciones contra el cambio climático.

Deja tu comentario