Libre recibe revés legislativo por parte de la oposición

Libre recibe revés legislativo por parte de la oposición

TEGUCIGALPA. Con la presencia de 121 diputados que integran las diferentes bancadas de los partidos políticos representados en el Congreso Nacional, inició a las 4:50 de la tarde de ayer una sesión extraordinaria, donde se intentó por parte del oficialismo aprobar la ratificación de la junta directiva dirigida por el diputado Luis Redondo, que ha sido calificada por la oposición parlamentaria como ilegal.

Fue el congresista Rafael Sarmiento, jefe de bancada del Partido Libertad y Refundación, quien presentó la moción nominativa para que la actual junta directiva continuara en el período 2024 -2026, la cual no se tomó en consideración.

Dicha moción tipificaba elegir en propiedad en sus cargos a los congresistas Luis Redondo como presidente; vicepresidente primero, Hugo Rolando Noé Pino; vicepresidente segundo, Edgardo Casaña; vicepresidente tercero, Rasel Tomé; vicepresidente cuarto, Scherly Arriaga; vicepresidente quinto, José Rosario Tejeda y vicepresidente sexto, Kritza Pérez.

Y, aunque los congresistas de Libre, previo al inicio de la sesión habían manifestado que contaban con el apoyo de 14 diputados de Partido Liberal, al final les salió “el tiro por la culata”, pues no pudieron elegir nuevamente a la junta directiva.

Asimismo, en la sesión que había sido convocada por la Comisión Permanente del Congreso Nacional -que para la oposición parlamentaria es ilegal- discutieron la moción para aplicar una amnistía migratoria, una amnistía municipal y una del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), las cuales no lograron alcanzar los votos requeridos.

Cabe resaltar que, al momento que los diputados votaron por las amnistías, cinco congresistas del Partido Liberal se salieron de la línea partidaria, ejerciendo el sufragio durante la votación de la dispensa de debates, esto contraviniendo lo tipificado por la resolución tomada por el Consejo Central Ejecutivo del Partido Liberal (CCEPL).

Los diputados que apoyaron la moción están: José Rosario Tejeda, Kritza Pérez, Ernesto Lezama y Samuel García. También los diputados independientes Ligia Ramos y Rolando Barahona.

En ese sentido, en la votación de las dispensas de debates de las amnistías, 61 diputados de las bancadas del Partido Nacional, Liberal y del Partido Salvador de Honduras no votaron ni a favor ni en contra, dejando claro su postura de no apoyar las mociones presentadas por Libre.

Congreso 123
SILENCIO AGÓNICO
Tras las votaciones el diputado Redondo le dio la palabra a varios diputados de Libre, que buscaban presionar a sus homólogos de la oposición, para orillarlos a que apoyaran las iniciativa sobre la dispensa de debates para aprobar la moción de las amnistías, al grado de increpaban a sus pares de cada departamento pidiéndoles que “votaran a favor del pueblo”.
Pese a las expresiones de los diputados del oficialismo, sus opositores en el CN ni se inmutaban, pues se dedicaron a platicar entre ellos, ya que habían acordado acudir a la sesión solo para cuidar sus curules, no así para avalar la sesión convocada por la Comisión Permanente, la cual la consideran ilegal.
Ante esa postura el diputado Redondo prácticamente amenazó a los diputados que se abstuvieron a votar, al indicarles que cometían varios delitos, por los cuales podrían ser acusados en el futuro.
Prácticamente les clamó que “por favor” no se abstuvieran, y que, si no estaban de acuerdo, votaran en contra. “Que se adjunte al acta el listado de los diputados que estaban presentes al momento de la votación y el listado de los diputados que si votaron, así como que en cada una de las votaciones efectuadas la lista de los congresistas presentes y que no votaron».
Redondo especificó que, al hacer revisión de las votaciones sobre la amnistía migratoria, al IHSS y la municipal, no existía mayoría simple (65 votos), por lo que quedaban anuladas y no se aprobaban.
El secretario, Carlos Zelaya, explicó que en la segunda amnistía había 126 diputados presentes en la Cámara, de los que 63 votaron a favor, una abstención, 1 en contra y 61 que no votaron. “Entonces 63 es más de 61”, dispuso.

El diputado del PSH, Carlos Umaña, denunció que dos de sus colegas suplentes -Elvin Henríquez y Román Morán- votaron en contra de la línea partidaria. “Ellos usurparon los curules de Osman Chávez y Suyapa Figueroa”.
La congresista Fátima Mena, aclaró que Román Morán es el suplente de Ligia Ramos, mientras Elvin Henríquez es el de Osman Chávez; ambos están votando a favor del oficialismo y que los titulares están presentes en el hemiciclo.

ILEGAL
El diputado del PN, Nelson Márquez, dijo que “prácticamente la sesión no existió y que esta es otra irresponsabilidad más por parte del Partido Libre, pues estos antes de venir a los procesos democráticos primero se buscan los votos, pero si no tiene los votos ?¿para qué hacen este show?”.
Arremetió contra la Comisión Permanente, al asegurar que la convocatoria era ilegal, pues esta no existe. “Ponen dos temas que no caben dentro de una sesión extraordinaria, ya que no se pueden discutir en este tipo de sesión temas de impuestos, están jugando con la inteligencia del pueblo hondureño”.

En ese renglón, remarcó que si mañana (hoy) el diputado Redondo convocará a una sesión ordinaria tendría los 128 votos para las amnistías, «pero si siguen insistiendo en convocar desde una Comisión Permanente ilegal no van a tener los votos, pues es ilegal”.

Márquez reflexionó que el mismo Partido Libre con la moción de la junta directiva, “ha confesado que Luis Redondo está ilegal, porque la Constitución de la República, dice que la presidencia del Congreso Nacional se elige por cuatro años, y no entendemos por qué lo ponen en la nómina y en la planilla para la elección otra vez, nunca, nunca en Honduras se ha necesitado a los dos años poner en la planilla al titular del Congreso, por que los anteriores han sido legales, pero ellos (Libre), al ponerlo en la nómina han aceptado que Luis Redondo esta ilegal como presidente del CN». Entre tanto, Luis Redondo, aseguró que al no votar, la oposición se expone a poder ser juzgada, ya que el estar presente y no votar abre la posibilidad que el Ministerio Público pueda actuar de «oficio» contra los opositores.
Los diputados del Partido Nacional asistieron a la sesión para que sus curules no fueran sustituidos por diputados suplentes del Partido Libre. También la bancada del Partido Salvador de Honduras (PSH) para oponerse a las decisiones tomadas en el Congreso.
Otro grupo de diputados del Partido Liberal, llegó a la sesión extraordinaria para cuidar sus curules sin apoyar el nombramiento de la junta directiva del Congreso Nacional.

Deja tu comentario