Luis Larach: “Inversionistas internacionales huyen de Honduras atemorizados por discursos comunistas y de confrontación”

Luis Larach: “Inversionistas internacionales huyen de Honduras atemorizados por discursos comunistas y de confrontación”

REDACCIÓN. De acuerdo con diversos sectores, atraer inversión extranjera directa debería ser una prioridad del Gobierno Central, así lo confirmó el presidente del Consejo Empresarial de América Latina y expresidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Luis Larach, quien dijo ayer que Honduras no está logrando atraer inversión internacional, y que las empresas ya establecidas en el país están «atemorizadas y huyendo», debido a los discursos «comunistas», la confrontación y la pretensión del Gobierno de aprobar la Ley de Justicia Tributaria.

El también empresario, en una entrevista a una radio capitalina, denotó su preocupación al señalar que «en lugar de atraer empresas, estamos perdiéndolas; se nos están yendo. Miremos lo que está sucediendo en las maquilas, solo en este sector, hemos perdido más de 40 mil empleos este año».

Asimismo, desmintió que Honduras se convertirá en un «paraíso o guarida fiscal», si no cuenta con la Ley de Justicia Tributaria, proyecto al que el sector privado ha expresado su desacuerdo, temiendo la salida de empresas y la consiguiente pérdida de empleos.

Para Larach, esas afirmaciones son falacias propiciadas por aquellos que buscan mantener sus ganancias, ya que la realidad es que el país enfrenta un panorama fiscal desafiante y que hablar de paraísos fiscales es una distorsión de la realidad, ya que, según él, Honduras enfrenta más bien una situación de “infierno fiscal”.

Al tiempo que enfatizó que los hondureños y sus familias están emigrando; mientras que los inversionistas están huyendo, esto provocado por las elevadas tasas tributarias y a discursos políticos confrontativos.

En ese contexto, pidió dejar de satanizar a los empresarios, ya que países vecinos están atrayendo inversiones, mientras Honduras está perdiendo empleos, debido a las altas tasas tributarias.

Recordó que, durante los últimos 12 años de Gobierno del exmandatario Juan Orlando Hernández, los ingresos aumentaron, pero la pobreza también se incrementó, sin lograr mejoras significativas en educación y salud.

En cuanto a la Ley de Justicia Tributaria, expresó su preocupación por la discrecionalidad que otorgaría a los funcionarios para decidir quién puede permanecer en el país y quién no, y que solo la discusión de la Ley está provocando la pérdida de empleos, mientras otros países de la región atraen inversiones.

Con este proyecto, el Gobierno busca eliminar las exoneraciones fiscales de algunos sectores económicos, por lo que Larach, dijo que si hay empresarios que han cometido ilícitos y no han utilizado los regímenes para generar inversión y empleo, deben ser penalizados, pero pidió a las autoridades que «dejen de estar satanizando a todo el sector privado».

Al tiempo que descartó la posibilidad de que Honduras pueda recibir sanciones internacionales por no aprobar la Ley Tributaria. En cambio, expresó su preocupación por la debilidad del Estado de Derecho, la inseguridad jurídica y la incertidumbre en el país.
«El mayor castigo que tiene el país y la población es ver cómo países vecinos están atrayendo inversión, sin Ley Tributaria y sin requisitos internacionales».

Larach cuestionó la adquisición de más fondos, y su destino para infraestructura y desarrollo social, ya que, a criterio de él, el país no ha experimentado una mejora significativa en estos aspectos, a pesar de los aumentos en los ingresos fiscales.

Igualmente criticó a organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI), por seguir las directrices de los gobiernos de turno en lugar de abogar por el verdadero desarrollo del país.

Instó a detener el discurso agresivo contra el empresariado, describiéndolo como riesgoso para el país y comparándolo con discursos “comunistas”.

REACCIÓN
Sobre lo expuesto por el expresidente del Cohep, el secretario de la Presidencia de la República, Rodolfo Pastor de María y Campos, aseguró que “como Gobierno generan las condiciones para generar empleo, pero quienes tienen la responsabilidad de hacer las inversiones y crear los empleos son los empresarios”.

Indicó que es un poco absurdo lo expresado por los empresarios, “porque estamos apostándole a la seguridad de la energía eléctrica, mejorando la infraestructura del país y estableciendo relaciones diplomáticas con la mayor potencia comercial del mundo (China)”.

El funcionario aseguró que cualquier empresario con visión potencial de la relación con el gigante asiático, “pues ya estaría en China como ya lo están los cafetaleros, los tabacaleros y productores de camarón y ahí están las condiciones, las ventajas y los resultados progresivamente”.

Insistió que el Gobierno de Xiomara Castro está generando las condiciones para que la empresa privada cree puestos de trabajo para los hondureños, y que deben de entender la lógica y el razonamiento de la Ley de Justicia Tributaria de implementar una reforma profunda de un sistema tributario que, “en los últimos 40 años era profundizar la pobreza y reproducir la desigualdad, porque le cobra menos impuestos a los que más tienen y, para compensar la falta de pago de tributos le cobran más a los que menos tienen”.

Cuestionó “lo absurdo y crueldad de un sistema tributario que le cobra más a los que menos recursos tienen. Eso es el resultado de un modelo histórico concesional que buscaba darle prebendas al inversionista extranjero a cambio de que hicieran inversiones, pero no la hemos estado viendo”.

SAR
Entre tanto, Marlon Ochoa, director del Servicio de Administración de Rentas (SAR), la semana pasada instó al Congreso Nacional (CN) a aprobar la Ley, argumentando que Honduras ocupa una posición rezagada a nivel mundial en cuanto a transparencia tributaria.
De acuerdo con Ochoa, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) advirtió al Gobierno hondureño que, si no aprueba la normativa antes de junio de 2024, Honduras podría ser «formalmente declarada como una guarida fiscal».

En respuesta, Larach declaró: «hablar de guaridas y paraísos fiscales es una mentira; esto es un ‘infierno fiscal’. Por eso es que los hondureños se están yendo con sus familias».

Además: El Poder Ejecutivo remitió en abril de 2023 al Poder Legislativo el proyecto de la Ley de Justicia Tributaria y una Comisión Especial la estudia antes de enviarla al Pleno. Para su aprobación, requiere el voto de al menos 65 de los 128 diputados del Congreso Nacional.

Deja tu comentario