Más de 80 personas fueron albergadas por desbordamiento de río Leán

Más de 80 personas fueron albergadas por desbordamiento de río Leán

ATLÁNTIDA. El segundo al mando de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Mario Rodríguez, informó que debido a las fuertes lluvias provocadas por la masa de frío que ingresó al país, había 52 personas en albergues, provenientes del municipio de San Francisco, que tuvieron que salir de sus casas, debido al desbordamiento de un quinel.

En ese sentido, la ruptura de los bordos provocó inundaciones en ese sector.

Asimismo, señaló que por parte de la Copeco se les dio asistencia a esas personas que se encontraban albergadas, donde se les entregó frazadas, colchonetas y comida para que pudieran pasar los días, mientras el agua baja y podían retornar a sus casas.

“Los municipios de Arizona y Esparta, se encuentran en alerta amarilla, debido a la crecida del río Leán, que ha provocado inundaciones en la parte baja de esos sectores, dejando a varias personas incomunicadas en la comunidad de Kilómetro 17 y otras comunidades aledañas”, explicó.

El funcionario agregó que en Arizona hay 35 personas albergadas, por lo que hoy les brindarían la asistencia humanitaria para que ellas puedan sostenerse en los albergues los días que estarán fuera de sus hogares.

“Es lastimoso que, para estas épocas de Navidad, estas personas sufran de esto, pero lastimosamente la naturaleza es así, ya pasó lo más fuerte, que fue el día lunes que nos azotaron las lluvias y las crecidas de los ríos”.

Por su parte, la vicealcaldesa de San Francisco, Jacqueline Mejía, indicó que a raíz de que las lluvias han bajado, las personas albergadas ya volvieron a sus viviendas.

Añadió que en el municipio hay varias zonas vulnerables, por lo que tuvieron comunidades incomunicadas como ser la aldea de Paguales, donde hubo muchas personas damnificadas.

Además, dio a conocer que el alcalde, Enrique Matute, llegó al lugar e hizo entrega de canastas con alimentos, “kits” de higiene personal y familiar; asimismo, colchonetas y frazadas.

“La zona ya no representa ningún peligro, sí hubo inundaciones, pero hasta ahí, gracias a Dios las aguas ya han bajado. Tuvimos personas afectadas, lugares incomunicados, pero algunos ya están habilitados”.

Entre tanto, informó que fueron 20 familias las albergadas (57 personas entre adultos y niños).

Deja tu comentario