Nuevo récord de desplazados internos por guerras y desastres en 2023, casi 76 millones

Nuevo récord de desplazados internos por guerras y desastres en 2023, casi 76 millones

Ginebra – Largos conflictos y otros nuevos como los de Sudán y Gaza, unidos a desastres naturales, obligaron a decenas de millones de personas a dejar sus hogares en 2023 y batieron nuevamente el récord de desplazados internos en el mundo, hasta los 75,9 millones, según un informe publicado este martes.

El estudio anual publicado por las ONG Observatorio de Desplazamiento Interno (IDMC) y el Consejo Noruego de Refugiados (NRC) mostró un aumento interanual del 6,7 % en la población desplazada a nivel mundial, hasta alcanzarse la mayor cifra desde que en 2008 comenzara a elaborarse este informe.

Sudán, el país con mayor población desplazada

Los desplazados internos por conflictos se situaban a finales de 2023 en 68,3 millones, un 9 % más que en 2023, siendo Sudán el país con mayor población en esta situación (9,1 millones, la mayor cifra en un sólo país desde el inicio de estos estudios en 2008), debido a la guerra civil iniciada en abril de ese año.

A continuación se situaron Siria (7,2 millones), República Democrática del Congo (6,7 millones), Colombia (5,1 millones) y Yemen (4,5 millones), todos ellos víctimas de largos conflictos internos.

En Palestina, el conflicto iniciado el 7 de octubre del pasado año había dejado a finales de 2023 un total de 1,7 millones de desplazados, más de tres cuartas partes de la población de la franja, según IDMC y NRC.

En cuanto a los desplazados internos de forma prolongada por desastres naturales (7,7 millones), a finales de 2023 se registraban 1’5 millones en Afganistán, 1,2 millones en Pakistán, 881.000 en Etiopía, 882.000 en Turquía y 639.000 en China.

Casi 47 millones de desplazamientos forzados en un sólo año

El pasado año hubo por otro lado 46,9 millones de desplazamientos, de los que 20,5 millones se debieron a conflictos y 26,4 millones a desastres naturales, indicadores éstos diferentes a los de personas desplazadas, ya que una misma persona puede haber dejado su hogar varias veces o haber regresado ya a él.

El pasado año algunos de estos grandes flujos de población en movimiento se dieron en Sudán (más de 6 millones de desplazamientos por el conflicto), República Democrática del Congo (3,7 millones) o Palestina (3,4 millones concentrados en los tres últimos meses del año), que por sí solos concentraron dos terceras partes de los nuevos movimientos en todo el año.

Los peores éxodos de 2023 por desastres naturales se dieron en Turquía y Siria por el terremoto de febrero (4 millones de desplazamientos en el primer país y 700.000 en el segundo) y en China por las inundaciones estivales, con más de 4,7 millones de movimientos.

Un 41 % de los nuevos desplazamientos se registraron en África Subsahariana (19,5 millones), y un 22 % en Asia Oriental y el Pacífico (10,5 millones), pero el informe advierte que los países desarrollados también se ven crecientemente afectados por estas tendencias, como se mostró el pasado año en Canadá y Grecia, las naciones del mundo con más movimientos a causa de los incendios.

IDMC y NRC destacaron en su informe que el número de desplazados internos en el mundo ha aumentado más de un 50 % en los últimos cinco años, hasta alcanzar «alarmantes niveles de personas obligadas a huir de sus hogares debido a conflictos y violencia», en palabras de la directora de la primera de estas ONG, Alexandra Bilak.

El nuevo récord anual de desplazados «indica que se ha fallado en la prevención de conflictos y las labores de pacificación», agregó Jan Egeland, secretario general de NRC y antiguo coordinador humanitario de Naciones Unidas.

Deja tu comentario