Padre Juan Ángel López: «Honduras vive una crisis institucional y moral»

Padre Juan Ángel López: «Honduras vive una crisis institucional y moral»

REDACCIÓN. El vocero de la Conferencia Episcopal de Honduras, el padre Juan Ángel López, hizo un enérgico llamado al diálogo y al respeto mutuo, señalando la profunda crisis institucional y moral que atraviesa el país.

En declaraciones emitidas este viernes, López destacó la falta de diálogo y consenso, así como el clima de insultos y descalificaciones que predomina tanto en las redes sociales como en los espacios destinados al debate constructivo. «Lamentablemente, desde hace mucho tiempo estamos viviendo una crisis no solo institucional sino también moral. Aquí no hay diálogo ni capacidad de buscar consensos. Cualquier opinión se convierte en un insulto inmediato en las redes sociales», afirmó.

El sacerdote criticó a aquellos que, en lugar de fomentar el diálogo, se dedican a desacreditar y atacar a quienes no comparten sus opiniones.

«Cada quien tiene derecho a tener sus propias ideas y considerar cómo avanza el país, pero eso no significa que quien no piensa igual sea su enemigo y deba ser aniquilado con insultos y falta de respeto», añadió López, subrayando la necesidad de un cambio de actitud en la sociedad hondureña.

A pesar de las críticas, la Conferencia Episcopal mantiene su insistencia en la importancia del diálogo y el encuentro. «Aunque nos critiquen y cuestionen, continuaremos abogando por el diálogo. Es importante que todos pongamos la mano en la conciencia y pensemos con un sentido humanitario. No estamos avanzando, estamos retrocediendo debido a que seguimos ideologías de pensamiento único», reflexionó López en declaraciones a HRN.

El sacerdote también enmarcó sus declaraciones en la celebración de los 350 años de las apariciones del Sagrado Corazón de Jesús, enfatizando la necesidad de actuar con el corazón de Jesús, buscando siempre escuchar y no atacar a quienes piensan diferente. «El Sagrado Corazón de Jesús repara lo irreparable, y eso es lo que necesitamos en Honduras. Para Dios no hay nada imposible», afirmó, invitando a la oración como punto de partida para la acción.

Además, López abordó otros problemas que afectan al país, como el deterioro ambiental y la crisis mundial. «Hemos vivido bajo una capa de humo contaminado debido a incendios provocados. Hay que partir de la oración porque desde el punto de vista humano, esto no se va a solucionar», expresó.

El padre también hizo hincapié en la necesidad de humildad y de actuar con el corazón del Señor, destacando que los políticos «se emborrachan de poder y pierden el horizonte», una situación que, según él, ha sido constante a lo largo de la historia.

En su mensaje final, López subrayó que Honduras no pertenece a ningún partido político específico, sino a todos los hondureños. «Todos tenemos que poner de nuestra parte, cada quien, desde su situación, para construir juntos esta nación», concluyó.

 

Deja tu comentario