Talan ilegalmente 100 hectáreas de bosque en La Mosquitia

Talan ilegalmente 100 hectáreas de bosque en La Mosquitia

GRACIAS A DIOS.  Las Fuerzas Armadas, informó que descubrió 40 hectáreas de bosque despejadas y 60 hectáreas deforestadas ilegalmente, entre el 23 y 24 de enero de 2024, en Malaiwas, Krausirpe, de este departamento.

Además, decomisaron 2,120 pies de madera aserrada, en ese sitio arrestaron a José Roberto Palacios, presunto responsable del delito de tala ilegal y apertura ilegal de carreteras.

Santos Nolasco, vocero de las FF. AA., resaltó que las operaciones, realizadas por tierra, mar y aire, buscan frenar los delitos ambientales que afectan La Mosquitia. «Combatir el narcotráfico y los delitos ambientales, especialmente en las áreas de reserva, es nuestro enfoque principal», subrayó.

Hasta junio de 2023, la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente (SERNA) informaba la alarmante destrucción de más de 250,000 hectáreas de bosque en la reserva de La Mosquitia hondureña.

Amenazas Continuas: Incendios Forestales

Nolasco también alertó sobre cinco incendios forestales registrados en el último año, todos sofocados por las autoridades. Estos incendios, junto con la deforestación, representan graves amenazas para el ecosistema, contribuyendo a la pérdida de biodiversidad y la destrucción de hábitats naturales.

Anticipándose al verano, se están implementando medidas adicionales, incluyendo la construcción de rotondas para controlar y evitar la propagación de la quema de bosques en la región.

Vínculo Preocupante: Narcoactividad y Deforestación

Las autoridades expresan profunda preocupación por la estrecha relación entre la narcoactividad y la deforestación en estos territorios. Algunos pobladores temen que los ‘dineros sucios’, provenientes de actividades ilegales, se inviertan en ganadería como forma de adquirir tierras y lavar dinero ilícito.

La Mosquitia, hogar de tres áreas naturales protegidas (Parque Nacional Patuca, Reserva de la Biósfera de Río Plátano y Reserva Tawahka Asagni), enfrenta una encrucijada crítica entre la preservación ambiental y la creciente amenaza de actividades ilícitas.

Deja tu comentario