Terroristas relatan las atrocidades y los secuestros de niñas en los kibutz

Terroristas relatan las atrocidades y los secuestros de niñas en los kibutz

ISRAEL. Las agencias de seguridad de Israel publicaron los interrogatorios a siete terroristas de Hamás capturados tras los salvajes ataques del 7 de octubre en el sur del país, en los que reconocen haber recibido órdenes de altos mandos de la organización para asesinar civiles.

En las indagaciones, dan sus nombres y se presentan como miembros de Hamás. Afirman que su misión era “matar a los hombres y capturar a las mujeres, los ancianos y los niños”. Admiten que sabían que en las misiones que les habían asignado iban a tener que masacrar civiles.

También sostienen que uno de los objetivos era “conquistar” los kibutzim (comunidades agrícolas en Israel) que asaltaban. “Establecerse allí”, repiten al ser consultados por miembros de seguridad de Israel.

Uno de los terroristas relató cómo fue el asalto a una casa. “Había una mujer. Hamzen (miembro de Hamás) disparó a la puerta de la casa. La vi en el suelo (a la mujer), pero no me acerqué a ella. Su perro salió a la calle. Le disparé”.

Después admite haber asesinado indiscriminadamente a una persona que se encontraba en el jardín de la casa. “El civil que mataste, ¿estaba armado?”, le preguntan. “No”, afirma, y añade que le disparó “dos o tres balas en el pecho”.

Asimismo, indicó que “luego empezamos a caminar y prendimos fuego dos casas”. Todos coinciden que las indicaciones incluían “infiltrarse” en los kibutzim para “limpiar las casas”.

Otro terrorista revela que los altos mandos de Hamás les prometían diez mil dólares y un apartamento por cada rehén que llevasen a Gaza.

“En Gaza, quien trae a los secuestrados o captura recibe un estipendio. Un apartamento y diez mil dólares”, señala uno de los terroristas. “Así es como funciona en la brigada El-Qassam”, añade.

Deja tu comentario