Zona norte es “invadida” por protestas con buen número de exigencias
En ese sentido, se presentaron varias manifestaciones por diversas razones, entre ellas, de pacientes renales de San Pedro Sula.

Zona norte es “invadida” por protestas con buen número de exigencias  En ese sentido, se presentaron varias manifestaciones por diversas razones, entre ellas, de pacientes renales de San Pedro Sula.

REDACCIÓN. La costa norte del país, vivió una jornada de protestas en diferentes lugares, donde los inconformes se manifestaron con un “rosario de exigencias”, por una diversidad de problemáticas.

En ese sentido, empleados de la Municipalidad de San Pedro Sula, con pancartas en mano llevaron a cabo una nutrida manifestación frente a las instalaciones de la comuna a favor del alcalde, Roberto Contreras, ante los señalamientos de colectivos del Partido Libertad y Refundación (Libre) por despidos y rotación de puestos de colaboradores.

Uno de ellos expresó que “el alcalde está haciendo un gran trabajo en San Pedro Sula, a pesar del gran boicot del Gobierno central. San Pedro Sula está siendo afectada económicamente con todos esos apagones, pero el alcalde está trabajando día a día, se levanta a las 5:00 de la mañana con su equipo y aquí los de Libre están queriendo boicotear”.

Por su parte, Jimy Barahona, manifestó que “aquí estamos mostrando el apoyo a nuestro alcalde, Roberto Contreras, en una manifestación totalmente pacifica, porque nosotros no vinimos a quemar llantas ni a contaminar el ambiente, vinimos únicamente a decirle a San Pedro Sula que Roberto Contreras está respaldado por el pueblo”.

BLOQUEO DE BULEVAR DEL NORTE

Entre tanto, pobladores del municipio de Omoa, Cortés, bloquearon la Carretera CA-13, que conecta la frontera entre Honduras y Guatemala, en la aldea Corinto, donde protestaron por los constantes cortes de energía eléctrica, los cuales están afectando enormemente a la población de la zona norte de Honduras.

Ante esta situación, los inconformes le están exigiendo a las autoridades correspondientes que por favor les den una solución inmediata a los problemas de suministro eléctrico, pues están siendo afectados en su vida diaria y el funcionamiento de la Aduana.

Cabe destacar que, debido a la toma del eje carretero se interrumpió el tráfico vehicular en la frontera, lo que provocó que varios camiones de carga y furgones quedaran varados en la vía.

El alcalde de Omoa, Ricardo Alvarado, indicó que la comunidad está muy indignada por los insoportables apagones en horas de la noche, algo que ya la tiene “harta”, porque ni dormir en paz puede.

“Es una vergüenza que nuestra principal aduana, de Corinto, esté a oscuras mientras que al pasar la tranca en Guatemala hay energía. Es injusto que gran parte de Omoa, particularmente en la zona fronteriza, se quede sin energía todas las noches. La gente no puede dormir por el calor insoportable y la falta de energía. Esta situación es insostenible y necesitamos que las autoridades tomen medidas urgentes”, lamentó.

PROTESTA DE PACIENTES RENALES

De su lado, los pacientes que sufren de insuficiencia renal se tomaron las dos trochas del Bulevar del Norte de San Pedro Sula, Cortés, frente a las instalaciones del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), debido al incumplimiento de un acuerdo firmado el septiembre de 2023, el cual tiene como objetivo mejorar la atención de los enfermos renales.

El vicepresidente de la Asociación de Pacientes Renales de Honduras, Rony Enamorado, sostuvo que “el problema es que, en septiembre del año pasado, nosotros tuvimos una protesta igual, donde nos tomamos todo el bulevar y esta gente (autoridades) ante la presión se reunió con nosotros y firmamos un acuerdo y hasta la fecha no nos han cumplido, o nos han cumplido a medias”.

Agregó que están exigiendo la contratación de personal para el cumplimiento del protocolo en el área de Enfermería, pues se les había prometido 14; sin embargo, solo les han dado siete.

MANIFESTACIÓN EN SECRETARÍA DE TRABAJO

También un grupo de empleados de una maquila, desde Villanueva, Cortés, se movilizó hasta la Secretaría de Trabajo de San Pedro Sula, donde protestó, porque en 2021 fue suspendido por 90 días y ahora reintegrado, exige el pago de sus salarios correspondientes a ese período de tiempo de unos 1,700 trabajadores.

Deja tu comentario