Al menos 30 menores de edad han sido afectados por quemaduras de pólvora
Catorce casos han sido atendidos en el Hospital Mario Catarino Rivas, de San Pedro Sula; 12 en Fundaniquem; dos en el Hospital Materno Infantil, y dos en el IHSS de la zona norte.

Al menos 30 menores de edad han sido afectados por quemaduras de pólvora  Catorce casos han sido atendidos en el Hospital Mario Catarino Rivas, de San Pedro Sula; 12 en Fundaniquem; dos en el Hospital Materno Infantil, y dos en el IHSS de la zona norte.

REDACCIÓN. Como es costumbre, la ciudadanía hondureña para celebrar las fiestas decembrinas, y en especial de Año Nuevo, lo hace reventando productos elaborados a base de pólvora, a pesar de que en varios sectores del país su venta, comercialización y distribución está terminantemente prohibida, debido a las enormes consecuencias que esta provoca, donde los pequeños del hogar son los más afectados.

En ese sentido, en el ámbito nacional en el recién pasado mes de diciembre, al menos 30 menores de edad resultaron perjudicados con quemaduras a causa de pólvora, superando así la cifra de 2022.

El portavoz del Centro Hondureño para el Niño Quemado (Fundaniquem), Alfredo Ortiz, informó que la temporada de fin de año de 2023 fue una donde más campañas contra la pólvora hubo.

Bajo esa premisa, por parte de la institución que él representa, llevaron a cabo la campaña de prevención denominada “Con la Pólvora no se Juega”.

De su lado, la Alcaldía Municipal del Distrito Central (AMDC), implementó su Campaña “Un Cuete no es un Juguete; asimismo, la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (Dinaf); la Fundación Cristiana de Asistencia a Quemados de Honduras (Crisaq), y otras instituciones abanderaron campañas de manera institucional para poder contrarrestar las cifras que se habían registrado en 2022, que fueron 13 casos.

“Para esta temporada de fin de año 2023 se registró 30 casos de manera oficial hasta el día de hoy 1 de enero, sin contabilizar otros que se prevé que llegarán a los centros asistenciales, ya que no han sido atendidos o los padres no han llevado a estos infantes a los centros médicos regionales. En Tegucigalpa para esta fecha es cuando más se esperan casos, y ese ha sido el patrón de conducta de otros años; que en el mes de enero es cuando más casos se atiende en los diferentes hospitales del país, especialmente en Fundaniquem”, sostuvo.

Agregó que hasta el 24 de diciembre se había registrado siete casos; sin embargo, del 25 de ese mes a la fecha, hubo un repunte sustancial significativo en cuanto a niños quemados, por negligencia de los padres de familia.

Ante esto, dijo que “del 25 de diciembre a la fecha, se han registrado 27 casos, sumando los 30 que hemos mencionado; 14 atendidos en el Hospital Mario Catarino Rivas, dos en el Instituto de Seguridad Social en la zona norte del país, 12 en el Centro Hondureño para el Niño Quemado, y dos en el Materno Infantil que han terminado en mutilaciones”.

Por su parte, la titular de Relaciones Públicas del Hospital Mario Catarino Rivas, Mirian Cardona, indicó que en las últimas horas al centro asistencial ingresaron cuatro pacientes con quemaduras por pólvora; dos menores de edad y dos adultos.

Añadió que los daños que tuvieron fueron los siguientes; uno de los menores perdió la falange del dedo medio, el otro pequeño tuvo afectaciones en el tórax y en el oído.

Entre tanto, una mujer, de 51 años, sufrió por una explotación de un mortero en la pierna derecha, y un joven, de 22 años, perdió uno de sus dedos, por lo que está en la Sala de Recuperación, pero se encuentra estable.

ADEMÁS: Cabe destacar que, el Hospital Mario Catarino Rivas, en el mes de diciembre brindó 17 atenciones a pacientes con quemaduras por pólvora, 14 de ellos menores de edad y tres adultos.

Deja tu comentario