Buscándole problemas a las soluciones

Buscándole problemas a las soluciones

EDITORIAL. La expresión «ideología de género» se utiliza para expresar críticas hacia ciertos enfoques feministas y movimientos de “igualdad de sexo” (pero no de género) ya que esa expresión se usa para otros menesteres, es una simple invasión y abuso semántico.
La realidad de la «ideología de género» es que dinamita y hace explotar, con el propósito de destruir, las normas tradicionales, promoviendo una perspectiva que es radical y perjudicial para la estructura social. El desafío a los “roles de género” convencionales causa efectos negativos en las relaciones familiares y en la estabilidad de la sociedad. Esa es la más pura verdad, no caeremos en la trampa de llamar bueno a lo que es malo.
Se debe fortalecer las luchas por la igualdad de las mujeres de acuerdo con la antropología, deontología y todo lo que implica la realización del ser humano desde el enfoque de su dignidad, pero no de sus bajos deseos. Esos “pensadores”, que quieren ver a la sociedad debilitada con mujeres estériles y hombres débiles, pusilánimes y manejables, deben saber que también hay en esa misma sociedad, que quieren destruir, personas pensantes y que les aguardan respuestas a sus malas intenciones. Si se quiere justicia, se debe empezar por casa, ser justo por la verdad, la biología, la ciencia y respetarla.
La idea es respetarnos a todos de parte de todos, no se puede seguir viviendo en una sociedad martirizada por el ego, donde todos quieren pasar primero en un derecho de vía conduciendo un vehículo, donde todos quieren ser populares en redes sociales, pero se ocultan detrás de los vidrios polarizados de sus propios autos.
Esto va primordialmente para los padres de familia, se debe tener mucho cuidado con los hijos, que nadie se meta con ellos, sino las consecuencias serán duras e imposibles de resolver.

Deja tu comentario