Excapo y deportado era uno de los calcinados en camioneta en Olancho

Excapo y deportado era uno de los calcinados en camioneta en Olancho

TEGUCIGALPA. Luego de ser encontrado calcinado junto a otra persona dentro de una camioneta en el sector de San Pedro, Catacamas, en el departamento de Olancho el pasado octubre, ayer fue identificado Harby Rigoberto Vargas Sánchez (alias «Tungo»).

La otra víctima supuestamente sería el cuñado de Vargas Sánchez, originario y residente en La Ceiba, Atlántida; sin embargo, ese extremo está por confirmarse.

La mañana del miércoles anterior, un familiar cercano de Vargas Sánchez llegó a los Laboratorios de Medicina Forense, donde los especialistas le sacaron muestras para continuar con el proceso de la identificación y determinar que el resultado del ADN es compactible.

Los restos de Vargas Sánchez y su cuñado fueron encontrados calcinados dentro de una camioneta que también fue consumida por el fuego.

Alias «Tungo» fue extraditado desde Colombia a Estados Unidos, el 11 de marzo de 2020, pues había sido requerido por la Corte del Distrito Sur de Florida para comparecer a juicio por delitos relacionados con tráfico de narcóticos.

El ahora occiso contaba con una orden de aprehensión por parte de la Justicia colombiana con fecha 25 de septiembre de 2015, siendo capturado el 30 de enero de 2019, pero fue el 3 de febrero de 2021 cuando lo declararon culpable de conspiración para distribuir 5 kilogramos o más de cocaína, sabiendo que sería importada a Estados Unidos y sentenciado a 5 años y cinco meses de prisión.

Posteriormente, la «Operación de Ejecución y Deportación» (ERO, en inglés), le entregó al hondureño un aviso y una orden de deportación acelerada, acusándolo de inadmisibilidad de conformidad con la Sección 212 de la Ley de Inmigración y Nacionalidad, referente al perdón para reingresar y volver a solicitar admisión en Estados Unidos, después de una deportación.

El pasado 26 de mayo, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) de Estados Unidos deportó a Harby Rigoberto Vargas Sánchez ,tras cumplir parte de su sentencia en el país norteamericano.
Actualmente era prófugo y buscado por las autoridades policiales en Honduras por tráfico ilegal de drogas.

Deja tu comentario