Cardenal Rodríguez: «Por unos cuantos delincuentes no se puede juzgar a todos los hondureños»

Cardenal Rodríguez: «Por unos cuantos delincuentes no se puede juzgar a todos los hondureños»

TEGUCIGALPA. El cardenal Óscar Andrés Rodríguez, durante su homilía dominical de ayer, enfatizó que no se puede juzgar a toda una nación por las acciones de unos pocos delincuentes, y afirmó que Honduras y su gente son inherentemente buenos.

«Honduras no es mala, y los hondureños no son malos; no se puede juzgar a todo un país por unos cuantos delincuentes», afirmó.

Durante su mensaje, el cardenal Rodríguez hizo un llamado a la reflexión a los feligreses, invitándolos a dar testimonio, a no juzgar y a vivir de manera coherente con su fe.
Subrayó que Honduras no puede continuar sumida en el odio y la violencia.

Enfatizó que Jesús llama a ser profetas en nuestros propios hogares, con nuestras familias, en el trabajo y en la sociedad, para vencer el mal.

El cardenal también exhortó a la comunidad a desechar la arrogancia. «Una persona soberbia queda sola, no tiene amigos», señaló.

Asimismo, recordó que Jesús ofrece un camino de esperanza.

«Cuántas veces somos despreciados por nuestros mismos paisanos y despreciamos las semillas de fe que Dios siembra en su pueblo. A menudo despreciamos incluso a nuestros vecinos y no podemos juzgar a los demás», manifestó.

Finalmente, el cardenal Rodríguez indicó que el llamado de este domingo a los hondureños es ser profetas, no juzgar a los demás y hablar del amor que Dios ofrece a todos.

«Si nos convertimos en profetas y tenemos fe, derrotaremos el mal que acecha a la población, como la violencia y el odio que existe entre familias y en la sociedad», concluyó.

 

Deja tu comentario